¿Una violencia que no se refleja en las estadísticas?

30 de abril, 2020

Desde el establecimiento de la alerta amarilla, las autoridades no reportan un aumento en las denuncias por violencia contra las mujeres. ¿Puede una mujer encerrada  llamar y denunciar el abuso?

Texto: Floribeth González (Chicas Poderosas Costa Rica)  

Ilustración: Ascerí Álvarez Zúñiga (Costa Rica)

En Costa Rica, el primer caso de COVID-19 fue confirmado el 6 de marzo; dos días después, las autoridades del Ministerio de Salud y la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias declararon la alerta amarilla.

Debido a esta situación, empezaron a implementarse medidas sanitarias como la restricción vehicular por número de placa, la prohibición de ingreso de personas extranjeras a territorio nacional, la implementación del teletrabajo, el cierre de bares y discotecas, la suspensión de actividades religiosas, la cancelación de eventos deportivos, el cierre de la atención a usuarios de forma presencial en la mayoría de las instituciones públicas, la suspensión del curso lectivo, entre otros. No obstante, Costa Rica no ha hecho un paro total de actividades como otros países, sino que desarrolla medidas paulatinas para incentivar el aislamiento social y el distanciamiento físico.

Por esa razón, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), encargado de la atención de casos de violencia contra las mujeres, tuvo que implementar números de teléfono y correos electrónicos para mantener el servicio en beneficio de las víctimas de violencia y transgresión a sus derechos humanos. Además, el INAMU coordinó medidas con las autoridades del Ministerio de Seguridad y la Fiscalía con el fin de reforzar los protocolos existentes y garantizar así la atención a esta población que suele ser más vulnerable en momentos donde toda la familia está en el hogar.

La Ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, incluso salió en medios de comunicación y redes sociales haciendo un llamado a las mujeres que sienten que su vida está en peligro por motivos de violencia para que se dirijan a la Delegación de la Mujer o bien que llamen de inmediato al 911.

De momento, la cantidad de denuncias telefónicas no ha presentado ningún aumento. Y el Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres, del Poder Judicial, tampoco ha publicado la cantidad de femicidios ocurridos durante marzo y abril para poder compararlos con las estadísticas anteriores a la pandemia.

Sin embargo, las instituciones tienen la premisa de que una mujer que está en su casa con el agresor, difícilmente puede denunciar. Es decir, la violencia puede estar ocurriendo sin que las estadísticas del país lo reflejen.

Al 27 abril de 2020, Costa Rica presentó 404 casos activos de COVID-19, 287 personas recuperadas y 6 lamentables fallecimientos, para un total de 697 casos confirmados.

10 puntos sobre la violencia de género en Costa Rica

¿Según la legislación del país, cómo se aborda el término “violencia de género”?

En Costa Rica, actualmente, nos acogemos a lo señalado por la Convención de Belem do Pará y utilizamos el término de violencia contra las mujeres porque integra diversas expresiones de violencia, diversos escenarios y reconoce que es una violencia específica hacia las mujeres por el hecho de ser mujeres, además de reconocer las relaciones desiguales de poder. 

El país ha tratado de colocar este término más que el de violencia de género, aunque en algunos espacios se sigue utilizando violencia de género. El Instituto Nacional de las Mujeres, por ejemplo, utiliza exclusivamente “violencia contra las mujeres”.

Por otra parte, la Ley de Penalización de Violencia contra las Mujeres, como su nombre lo indica, es una ley penal específica que regula las diversas formas de violencia que sufren las mujeres en relaciones de pareja, incluyendo el femicidio.

¿Hay una línea nacional en mí país para atender situaciones de violencia de género? ¿Es de asesoramiento o denuncia? ¿Cuál es el número?

Sí, existe un despacho especializado supervisado por el INAMU al que se ingresa a través del 911.  Se denomina Centro Especializado de Atención de Violencia Intrafamiliar (COAVIF).

¿Hay canales regionales, provinciales, o departamentales? Sí/No

Durante esta pandemia el INAMU habilitó una serie de números telefónicos para la atención de casos de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar en sus unidades regionales, así como una dirección de correo electrónico ([email protected]).

En una sola línea, ¿qué servicios ofrece la línea?

En el 911 se brinda contención, asesoría y valoración de situaciones de riesgo a causa de todas las formas de violencia contra las mujeres.

¿Cuántas llamadas se registraron los días de aislamiento a esta línea encargada?

Del 16 de marzo al 26 de abril se registraron 12609 llamadas por violencia intrafamiliar, delitos sexuales y violencia en proceso.

Fuente Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1.

¿Cuántas personas víctimas de violencia de género han recibido atención/protección del Estado?

Costa Rica no cuenta con un sistema de información centralizado sobre el tema.

En el INAMU se han atendido un total de 582 mujeres entre el 15 de marzo y el 11 de abril. Los datos posteriores a esta fecha aún siguen sin estar listos.

¿Cuántas denuncias se registraron por violencia de género en tu país? ¿Aumentaron o disminuyeron a partir de la cuarentena?

De acuerdo con el INAMU, las denuncias a través de la línea de emergencias no muestran un comportamiento inusual en comparación con el mes de febrero.  No existen diferencias significativas entre los datos de febrero y de marzo-abril.  El promedio de llamadas diarias es similar: alrededor de 300. 

Incluso, la Ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, dijo en conferencia de prensa el 30 de marzo que: “El aumento ha sido hasta hoy muy leve. En el rastreo diario del número de denuncias, pidiendo auxilio por estar sufriendo una situación de violencia, no se nota”.

No obstante, la institución tiene la premisa de que una mujer que está en su casa con el agresor, difícilmente puede contactar a la institución o denunciar, según informó La Voz de Guanacaste

¿Qué medidas o estrategias ha implementado el Gobierno?

Según el INAMU, se ha reajustado la atención por la vía telefónica y virtual, ya que las mujeres a partir de la declaratoria de emergencia asisten poco a los servicios; se ha creado un protocolo especial para albergues de esa institución con lineamientos de salud por la COVID-19; se ha creado un albergue alterno que está pensado para atender a población en riesgo en caso de que en alguno de los albergues se declare en cuarentena; se han generado campañas específicas dirigidas a las mujeres brindando información sobre servicios, alertando sobre el riesgo, proporcionando estrategias para un plan de seguridad en caso de encontrarse en aislamiento en sus casas con los agresores; se está elaborando una campaña específica dirigida a hombres sobre el tema de manejo del enojo y control, y para promover la convivencia y responsabilidad en el cuidado de la población vulnerable; se está en proceso de crear una línea 800 para que las mujeres puedan consultar sobre posibles casos de violencia, de forma gratuita; y está en proceso de apertura de un nuevo albergue que será solo temporal para ampliar capacidad de recibir víctimas de violencia de riesgo moderado y leve.  Los de riesgo de femicidio son los que ya posee el INAMU.

¿Qué medidas o estrategias han activado las organizaciones sociales feministas o de mujeres?

Organizaciones de la sociedad civil como Ni una menos Costa Rica lanzó campañas informativas en redes sociales sobre los canales para interponer denuncias desde la casa.

¿Cuántos femicidios se contabilizaron en marzo en sus países? ¿Qué actores llevan a cabo este registro? ¿Aumentaron o disminuyeron desde la cuarentena?

Normalmente, el registro estadístico de femicidios lo lleva el Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres, del Poder Judicial, a partir de los datos de la Fiscalía Adjunta de Género y la Subcomisión Interinstitucional de Prevención del Femicidio.

No obstante, en este momento, no hay estadísticas comparativas antes y durante la pandemia. De hecho, según la Oficina de Prensa del INAMU, “a la fecha todos los casos de marzo se encuentran en investigación” y tampoco han sido ratificados por el Poder Judicial en ningún comunicado de prensa.