El Salvador: aumento de feminicidios dentro de un mar de violencia

30 de abril, 2020

Desde que inició la cuarentena las organizaciones de la sociedad civil y los medios de comunicación son quienes se han encargado de contabilizar los datos de feminicidios.

Texto: Carmen Valeria Escobar

Ilustración: Denisse López (El Salvador)

El 21 de abril de 2020 Katherine denunció a través de Facebook a su esposo. Relataba todos los años que había soportado abuso físico y emocional que casi la llevaron a la muerte, mostraba varias fotografías donde se veía su rostro golpeado, sangrado y moreteado. La publicación se hizo viral, cuatro días después Óscar Ochoa, su esposo, fue detenido por los delitos de violencia en contra de la mujer y amenazas con agravación especial. La publicación de Katherine responde a la preocupación sobre las mujeres y niñas que durante la cuarentena se han visto encerradas con su abusadores.

Un mes antes, el 21 de marzo de 2020, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, decretó cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19 en todo el país;  inicialmente se contemplaban 30 días. La cuarentena obliga por ley a que todas las personas se queden en casa, sino serían sancionadas. Bajo esas órdenes militares han detenido a 2,323 personas por desobedecer al encierro. Los resultados han sido tangibles: 345 casos confirmados por COVID-19, 97 recuperados y 8 muertes, según la página oficial de gobierno.

Es difícil hablar de El Salvador y no hablar de muertes. En 2018 se contaron 3340 homicidios, de esos 365 fueron feminicidios. Con la llegada de Bukele al gobierno, el 1 de junio de 2019, los números bajaron llegando a tener días con cero asesinatos; pero el 24 de abril de 2020, en medio de la pandemia, fue diferente. En cuatro días se han cometido 74 homicidios.

La naturalidad de la muerte y la violencia en El Salvador dificulta entender la diferencia entre feminicidio y homicidio. ¿Qué  diferencia a esa mujer a la que asesinan por estar vinculadas a las pandillas con las que mueren con signos de violación y que aparecen desnudas en las veredas?

Desde que inició la cuarentena las organizaciones de la sociedad civil y los medios de comunicación son las que se han encargado de contabilizar y hacer públicos los datos de feminicidios. Organizaciones como Ormusa y ASPIDH arcoiris son quienes a partir de monitoreos de medios y trabajo territorial ha recolectado cifras que no retoma la Fiscalía. Hasta la fecha contabilizan 8 feminicidios, 3 intentos de feminicidios y 2 transfeminicidios. 

En la mayoría de casos los principales sospechosos son los compañeros de vida,  como en los casos de María de Jesús Coreas y Susan Dali Regalado, ambas asesinadas el 29 de abril. Susan fue apuñalada en el rostro, en la habitación contigua a la de sus hijos y el feminicida fue capturado en el acto. 

El 26 de marzo Raúl Melara, Fiscal de la República, publicó en su cuenta de twitter la disminución en los casos de violencia de género tal como los considera la Ley Especial Integral Integral Contra una Vida Libre de Violencia Contra la Mujer (LEIV). Pero los datos disienten con los de organizaciones que han registrado un aumento de denuncias durante la cuarentena. Los registros de centro legal de Ormusa contabilizan un aumento del 150% en casos de violencia contra contra la mujer. Representantes departamentales de la  Colectiva Feminista reportan que en el departamento de Sonsonate han registrado un aumento del  60% en casos de violencia de género con respecto a meses anteriores.

En El Salvador no todas están más seguras en casa.

10 puntos sobre la violencia de género en El Salvador

¿Según la legislación del país, cómo se aborda el término “violencia de género”?

La ley especial integral para una vida libre de violencia contra las mujeres (LEIV) vigente desde el 2011 no contempla violencia de género pero sí contempla la terminología violencia contra la mujer como «cualquier acción basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer tanto en el ámbito público como privado».

En una sola línea, ¿qué servicios ofrece la línea?

La línea recibe denuncias y  ofrece atención gratuita a la mujer que denuncia. Pero al intentar llamar aparece desconectada.

¿Cuántas denuncias se registraron por violencia de género en tu país? ¿Aumentaron o disminuyeron a partir de la cuarentena?

Según datos de la procuraduría general de la república, más de 1000 mujeres han acudido a la Procuraduría General de la República (PGR) en busca de apoyo por violencia de género o discriminación.

¿Qué medidas o estrategias han activado las organizaciones sociales feministas o de mujeres?

A falta de información pública organizaciones como Ormusa y la Colectiva Feminista han instalado sus propios observatorios y centros de recepción de denuncia. El centro legal de Ormusa  junto a su monitoreo de medios lleva su propio registro de feminicidios.